jueves, junio 13

Pau Gasol: “Llegar al Salón de la Fama es una sensación única, difícil de describir” | Deportes

Pau Gasol durante la rueda de prensa en la víspera de unirse al Salón de la Fama de la NBA, ese viernes.CJ GUNTHER (EFE)

La generación de oro del baloncesto español tiene desde hoy a su primer jugador en el Salón de la Fama. El recinto ubicado en Springfield, la ciudad donde se inventó el juego, celebra este fin de semana la trayectoria de una docena de personalidades, entre ellos cinco jugadores que suman 10 anillos de campeonatos y 39 apariciones en partidos de All Star, además de cinco entrenadores con cerca de 5.000 triunfos. Entre ellos está Pau Gasol (43 años, Barcelona), quien dio sus primeros pasos con el deporte en canchas de baloncesto aledañas a la Sagrada Familia que eran custodiadas por sus abuelos. “Llegar aquí es una sensación única, es difícil de describir, pero estoy muy ilusionado”, dijo en español.

“Esta generación es un gran logro para el baloncesto internacional”, aseguró Gasol. Y añadió: “El juego ha crecido mucho desde que empezamos. Podemos estar muy orgullosos de haberlo llevado a un nivel más alto. Hoy vemos cómo muchos otros europeos lo están elevando aún más”. Gasol se convertirá en el tercer español que llega al museo dedicado al deporte. Pero es el primer jugador, los otros dos son entrenadores: Pedro Ferrándiz y Antonio Díaz-Miguel.

En la rueda de prensa, Gasol dedicó un momento a sus compañeros del equipo español. “Siempre sentí un gran orgullo jugar para mi país. Creo que mi juego aquí [en Estados Unidos] se benefició de cada verano que pasaba jugando con mis compañeros, siempre sentí el amor y apoyo de nuestro país. E intenté que en mi país sintieran orgullo por mí después de haber sido elegido en una posición tan alta del draft”, remarcó.

Pau Gasol hizo historia con su trayectoria dentro de las canchas y hará aún más grande su leyenda cuando se ponga el traje color naranja y un anillo especial conmemorativo. Estos accesorios se suman a una carrera con dos títulos en la NBA, dos medallas olímpicas, tres títulos en España y una medalla de oro de la FIBA. Su nombre estará inscrito desde este fin de semana en el museo que se levantó a unos metros de donde se inventó el baloncesto a finales de 1891 por el canadiense James Naismith, un profesor de educación física de la YMCA.

El invento de Naismith fue por encargo. Los encargados del gimnasio le pidieron desarrollar un juego que mantuviera ocupados a los estudiantes más rebeldes y problemáticos, que no podían estar en los exteriores por las bajas temperaturas en aquella ciudad de Illinois. Por ello, desarrolló un juego en el que el contacto fuera mínimo y donde era necesario la participación de todos como equipo. El nuevo deporte se popularizó muy pronto. Para 1894, solo tres años después de haber sido inventado, ya se jugaba en decenas de países tan lejanos del remoto Springfield, como China, Francia y la India.

La generación de 2023 subraya la internacionalización del baloncesto, especialmente el talento europeo que llegó a cambiar a la NBA desde los años noventa. Con Gasol entran también en el Salón de la Fama el alemán Dirk Nowitzki, el sexto máximo anotador de la NBA y quien llevó en 2011 a los Dallas Mavericks al primer campeonato de su historia; y el base francés Tony Parker, una leyenda de los Spurs de San Antonio que dominaron la Liga a principios de la década de los 2000 junto con Tim Duncan y el argentino Manu Ginobili. La hegemonía del equipo de Parker tendrá doble representación en la ceremonia: Gregg Popovich, el entrenador de los Spurs y el hombre que tiene más triunfos en el banquillo en la historia de la Liga, se sumará al museo de las leyendas.

Entre los estadounidenses que recibirán la distinción están también Dwayne Wade, quien formó un dominante tridente en Miami Heat junto a Lebron James y Chris Bosh, con los que ganó tres campeonatos de la NBA y fue elegido en 13 ocasiones para el All Star. También obtuvo la medalla de oro con Estados Unidos en los Juegos de Pekín 2008 derrotando en un legendario partido a la España comandada por los hermanos Gasol, Juan Carlos Navarro y José Calderón. La jugadora Becky Hammon, quien formó parte en seis ocasiones del equipo All-Star de la WNBA y ganó la medalla de bronce en Pekín 2008, también entrará al Salón.

Dos leyendas serán las encargadas de presentar a Gasol en la ceremonia. La primera es Kareem Abdul Jabbar, el gigante de los Lakers que se retiró en 1989 y cuyo récord de puntos estuvo vigente hasta este año, cuando fue superado por Lebron James. Además, estará presente en la ceremonia el croata Toni Kukoc. El alero de los Chicago Bulls de Michael Jordan fue una de las primeras figuras que llegaron de Europa a hacerse un nombre de la NBA. De paso, inspiraron a toda una generación de chicos en todo el mundo. Uno de ellos fue Gasol, quien a los 19 años era un espigado joven que jugaba en el Barcelona. Hoy ambos están considerados en el selecto grupo de atletas que han triunfado en ambos lados del Atlántico.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.