jueves, junio 13

Las tres mejores apps para exprimir la cámara del móvil en tus vacaciones este verano | Tu Tecnología | El País

Los móviles se han convertido, por méritos propios, en la única cámara de fotos que solemos emplear en vacaciones, salvo quienes se mantienen fieles a las réflex. Por lo general, las aplicaciones de cámara nativas (las que trae de serie el propio teléfono) ofrecen un rendimiento más que suficiente para el grueso de los usuarios. Sin embargo, quien quiera exprimir todo el potencial que ofrece la lente o personalizar el momento del disparo, puede optar por una app de terceros.

Las aplicaciones de cámara de terceros ofrecen un grado de control notablemente superior a lo que permiten las apps de cámara nativas. Así, los fabricantes tienden a simplificar el proceso de la toma de fotografías con controles automáticos o limitados; de ese modo, el resultado es, en la mayoría de las ocasiones, muy bueno. Pero ¿y si uno quiere ampliar la exposición en un momento dado en una foto nocturna o jugar con la luz en un retrato con una puesta de sol de fondo?

Es en estos casos donde entran en juego los ajustes manuales (desde la exposición y el enfoque hasta la sensibilidad ISO y el balance de blancos) que permiten gestionar esde esas apps externas. Otro tanto puede decirse de los modos de fotografía de larga exposición, para capturar escenas con poca luz o bien la posibilidad de tomar fotos en formato RAW, lo que luego facilita su postproducción.

Disponible en las tiendas de aplicaciones oficiales de Android y iPhone, estas apps integran herramientas de edición fotográfica, con lo que los usuarios pueden retocar las imágenes inmediatamente después de la captura, sin necesidad de recurrir a un software específico para ese retoque fotográfico.

1. ProCamera (iPhone)

El éxito en las tiendas de aplicaciones de los móviles es siempre un buen indicador de la calidad de un producto (aunque no el único); y en este caso, ProCamera se ha mantenido de forma sostenida durante años entre las aplicaciones más descargadas. Se trata de una aplicación de cámara altamente sofisticada para iPhone, que proporciona a los usuarios un control completo sobre los parámetros de la cámara, incluyendo la exposición, el ISO, la velocidad de obturación y el enfoque. Además, permite la captura de imágenes en formato RAW, lo que da a los usuarios la máxima flexibilidad para editar sus fotos.

Otra de las características distintivas de ProCamera es su modo HDR avanzado, que permite capturar imágenes con un alto rango dinámico, mejorando así el contraste y la gama de colores de las imágenes. También cuenta con un modo de baja luz, que utiliza tecnología especial para mejorar la calidad de las fotos tomadas en condiciones de poca luz. Rodrigo Rivas, experto en fotografía móvil, es un usuario habitual de esta app, desde que tenía un iPhone 4 (lanzado en 2010). “El motivo es porque los controles y las opciones son mejores. Se ha hecho indispensable para mí por sus mejores controles manuales y una interfaz más fotográfica: puedo ver incluso el histograma de la fotografía mientras disparo”, explica Rivas.

2. ProCam X (Android)

ProCam X se sitúa también entre las apps de cámara más descargadas de su plataforma y lo hace ampliando las funciones de la cámara nativa de Android. Entre las características más sobresalientes de ProCam X está la captura de imágenes en formato RAW. Este formato almacena toda la información de la imagen exactamente como fue capturada por el sensor de la cámara, ofreciendo un nivel de detalle que supera con creces al de las cámaras nativas, qué guardan las fotos en formatos comprimidos como JPEG. Al trabajar con fotos en formato RAW, los fotógrafos disponen de una flexibilidad superior a la hora de editar sus imágenes, pues disponen de un rango más amplio para ajustar parámetros de exposición y color.

Por otro lado, ProCam X permite el uso de la cámara como si se tratara de una réflex con controles manuales para ajustar el enfoque y la exposición. A diferencia de las cámaras nativas que suelen depender en gran medida de los ajustes automáticos, ProCam X cede el control total al usuario. Esto es algo muy cotizado para quienes desean aumentar la creatividad en sus capturas. ProCam X incorpora también modos avanzados, como el modo ráfaga, que facilita la captura de una secuencia rápida de imágenes, y otras opciones de disparo que pueden adaptarse a diferentes condiciones de luz y escenarios de toma de fotografías.

3. VSCO (iPhone y Android)

Quien haya hecho sus pinitos en el mundo de la fotografía móvil conocerá, sin duda, VSCO. Esta app ha evolucionado hasta convertirse en una potente cámara de fotos que exprime el potencial de las lentes de los móviles. A diferencia de las anteriores, es multiplataforma, con lo que sirve para mejorar las prestaciones traen de serie tanto los teléfonos Android como el iPhone. VSCO no solo permite la captura de imágenes, sino que proporciona un espacio de trabajo completo para su creación, edición y posterior difusión. Entre las funciones más valoradas por sus usuarios destaca su colección de filtros predefinidos, que permiten personalizar sus fotografías de forma única. Además, ofrece un control manual detallado de parámetros como el enfoque, la exposición, la velocidad del obturador y el balance de blancos, concediendo un nivel de control que las apps de cámara nativas no pueden ofrecer.

Además de capturar fotografías, VSCO se impone como una poderosa herramienta de edición de imágenes. Esta app fue inicialmente concebida como una red social para fotógrafos, fomentando la compartición de obras, la exploración del trabajo de otros y el descubrimiento de nuevas formas de expresión visual. Este componente social fomenta la creatividad entre sus usuarios y mantiene una comunidad fiel de suscriptores, que por un pago periódico siguen recibiendo constantes actualizaciones por parte de los desarrolladores.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.