jueves, junio 13

Grandes empresas y pymes suben los salarios un 5,7% en el segundo trimestre, por encima de la inflación | Economía

La inflación amaina mientras que los sueldos presionan al alza para compensar el fuerte mordisco que los precios dieron al poder adquisitivo el año pasado. La subida salarial en las grandes empresas y las pymes fue del 5,7% entre abril y julio, según los datos publicados este miércoles por la Agencia Tributaria. Un aumento que se suma al crecimiento del 5,8% del primer trimestre, y que permite mejorar el poder de compra al superar el avance de los precios, que entre enero y junio fue de un 4% promedio. Construcción y actividades inmobiliarias, fabricación de material de transporte, alimentos y hostelería y restauración son algunos de los sectores que crecen por encima de la media.

“El incremento del rendimiento bruto medio se mantiene elevado”, señala el organismo en una nota que acompaña los datos. De hecho, supera en más de un punto y medio los datos de cierre de 2022. “En el segundo trimestre la subida fue del 5,7%, tasa casi idéntica a la del primer trimestre del año. La intensidad de este aumento responde a la paulatina incorporación en las revisiones salariales de las subidas en el nivel general de precios que se vienen registrando desde mediados de 2021 y, en consecuencia, no es de esperar que en el resto del año se observen cambios significativos en este aspecto”, añade.

La Agencia Tributaria publica su Estadística de Ventas, Empleo y Salarios en Grandes Empresas y Pymes relativa al segundo trimestre del año solo un día después de que el Ministerio de Trabajo diera a conocer los datos sobre convenios colectivos hasta el 31 de julio. El incremento salarial en los acuerdos nuevos y revisados —un paraguas bajo el cual hay nueve millones de asalariados— ha sido del 3,3%, en este caso por debajo del avance medio de los precios en lo que va de año, que ha sido del 3,8% promedio. Si solo se consideran los convenios de nueva firma —algo más de dos millones— la subida ha rondado el 4,2% en el mismo periodo, por lo que ha habido una ligera mejora en el poder adquisitivo.

También crece el número total de asalariados, en sintonía con los buenos datos de afiliación y paro. El incremento fue del 3,3% en el primer trimestre en las empresas que forman parte del universo de la Agencia Tributaria —la estadística se construye a partir de las declaraciones de IVA y de las retenciones por rendimientos del trabajo—, más de un punto inferior al registrado entre enero y marzo. El mayor avance (8,8%) se dio en la hostería y restauración; la caída más grande la registró la industria extractiva (-7,4%). En el conjunto del semestre, el aumento del empleo es del 3,9%.

Las ventas se ralentizan

Las ventas totales de las grandes empresas y pymes societarias, en cambio, se ralentizaron, reflejo de una economía que, tanto internamente como externamente, se va enfriando. Avanzaron un 1,4% entre abril y junio, 2,7 puntos por debajo del resultado del primer trimestre del año, que tuvo “un cierto sesgo positivo”, matiza el organismo, a causa del impacto en 2022 del paro de los transportistas en marzo. En el semestre, la subida ha sido del 2,8%, parecida a la registrada en la recta final de 2022.

Las ventas interiores crecieron más que las exportaciones, pero ambas a un ritmo bastante inferior con respecto al trimestre anterior. El alza fue del 1,7%, frente al 3,8% experimentado entre enero y abril. La evolución fue muy variada en función del sector. Las operaciones vinculadas al consumo se movieron más lentamente (1,4% frente al 5,3% entre enero y marzo); las ventas de capital se mantuvieron (8,8% frente al 8,3% anterior), con alzas de más del 10% en la categoría de equipo y software y mejoras en la construcción (+3,6%).

Las exportaciones tuvieron un comportamiento más apático. Crecieron solo un 0,6%, aunque el aumento en el acumulado del año ha sido del 3% —en el primer trimestre avanzaron un 5,4%—, frente a los guarismos de doble dígito del año pasado. Las ventas a terceros países son las que más terreno han perdido, con una caída entre abril y junio del 2,9% que supone el primer descenso en dos años. Las exportaciones hacia los socios de la UE también se frenaron, pero no entraron en negativo: crecieron un 4,1%, unos dos puntos menos que el trimestre anterior. Las importaciones sí se contrajeron, hasta un 2,6%, el segundo retroceso trimestral seguido.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO