jueves, junio 13

El gigante inmobiliario chino Evergrande perdió 4.198 millones de euros en el primer semestre | Economía

Evergrande ha comunicado este domingo unas pérdidas netas atribuidas de 33.012 millones de yuanes (4.198 millones de euros) en el primer semestre de 2023. Es una señal más de la crisis del gigante inmobiliario chino, que la semana pasada se acogió a la ley de bancarrota en Estados Unidos. La junta directiva de la compañía se ha reunido este domingo para aprobar los resultados del primer semestre.

El grupo lleva arrastrando problemas financieros desde hace unos años y sigue sin poder hacer frente a sus pasivos. Este domingo indicó que al cierre de junio de 2023, su pasivo total alcanzaba unos 2,38 billones de yuanes (303.752 millones de euros), un 2,02% inferior al del ejercicio anterior, pero alrededor de un 25% más que a finales de 2020. De esta cantidad, 624.765 millones de yuanes (85.701 millones de dólares o 79.463 millones de euros) se corresponden a préstamos.

Las cifras también reflejan un descenso del 5,13% en el valor del patrimonio total de la empresa con respecto al final del ejercicio en 2022, al situarse en 1,74 billones de yuanes (239.231 millones de dólares o 221.817 millones de euros).

En el primer semestre de 2023, Evergrande facturó 128.067 millones de yuanes (32.084 millones de dólares o 28.529 millones de euros), lo que representa un aumento del 43% frente al mismo periodo de tiempo en 2022. Aparte de las pérdidas operativas, Evergrande achacó buena parte de sus resultados negativos a factores como la devolución de terrenos o a la pérdida de valor por deterioro de activos financieros.

Evergrande aseguró en el documento que tiene “suficientes operaciones comerciales”. La empresa señaló que está “priorizando la estabilización de las operaciones y la resolución de riesgos” y que está “trabajando con el máximo esfuerzo para garantizar la entrega de las propiedades”.

La promotora publicó el mes pasado con un retraso considerable sus cuentas de los ejercicios 2021 y 2022, en los que registró pérdidas por un importe agregado de 581.211 millones de yuanes (unos 72.500 millones de euros). Evergrande sufrió pérdidas de 476.095 millones de yuanes (59.357 millones de euros) en 2021 y de 105.116 millones de yuanes (13.105 millones de euros) en 2022. Las enormes perdidas se debieron a la devolución de tierras, la amortización de propiedades, pérdidas de activos y a los costes financieros. Pese a declarar esos enormes números rojos, los auditores siguen sin fiarse de sus cuentas.

Crisis

Los problemas de la que fue la mayor promotora china de viviendas son reflejo de la crisis inmobiliaria que ha sacudido China. Evergrande se endeudó para crecer y crecer, pero cuando las ventas se frenaron y las condiciones financieras se endurecieron se encontró con un gigantesco pasivo que suponía una amenaza sistémica para la economía china.

El apoyo estatal y las negociaciones para ir haciendo frente a sus problemas le han permitido ganar tiempo y acotar el impacto, que ha amenazado con golpear al sector financiero. La empresa empezó a sufrir problemas en 2019 que se agravaron al año siguiente al dificultar el Gobierno chino el acceso a la financiación con la que había generado una enorme bola de deuda.

Evergrande entró en crisis definitivamente en 2021. La empresa incumplió por primera vez el pago de un bono en dólares en diciembre de ese año tras meses de incertidumbre sobre sus finanzas. En 2021 la empresa perdió un 90% de su valor en la Bolsa de Hong Kong, donde lleva suspendida de cotización desde comienzos de 2022. El promotor inmobiliario chino, el más endeudado del mundo, solicitó el lunes la reanudación de la cotización de sus acciones. En un comunicado enviado a la bolsa el viernes, Evergrande afirmó haber cumplido todos los requisitos para levantar la suspensión de la cotización de sus acciones, que estaba vigente desde el 21 de marzo de 2022.

Las dificultades de la mayor promotora desencadenaron la inquietud de analistas e inversores sobre el sector inmobiliario chino. Esa preocupación por el sector del ladrillo sigue vigente y es una de las principales amenazas para la economía china.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO