lunes, abril 22

Mató a 5 personas en shock, visitaron en la cárcel, se recibió de abogado y el juez que lo había condenado diregió su tesis

Nicolás Avots Sugimoto tiene 29 años y hace poco más de cinco que está detenido, luego ser considerado culpable de la Tragedia de Cascallaresun accidente de tránsito que causó cinco muertes. Si bien todavía el resto cumple casi la mitad de la condena, el acusado dedicó su tiempo en la cárcel al estudio. Fue así que se inmiscuyó en el programa especial de educación en contextos de encierro que ofrece la Universidad del Sur de Bahía Blanca. Allí, este viernes rindió allí su último examen. 10 años recibido de abogado con una particularidad: el docente que dirigió su trabajo final fue uno de los jueces que habían dictado su sentencia.

El 26 de noviembre de 2012, Avots -por entonces con 18 años y comercial- conducía una camioneta Renault Kangoo por la ruta nacional Nº 3. Un micrófono de la empresa El Rápido que iba a Mar del Plata con 60 pasajeros a bordo. Esa maniobra produce un accidente mortal. En ese momento circulaba un Volkswagen Gol por el carril contrario rumbo de Bahía Blanca.

En el intenciono de esquivar el camion, el auto choco de frente contra el micro. Muy ocupantes aparecieron en el acto: Darío Ezequiel García, 32 años, funcionario de Caballería de la Bonaerense; su pareja, Guillermina Cirone (28), y su sobrino, Nicolás Martín García (7). Luego de varias horas internada, pasó también Amalia Beatriz Muñoz (37), quien estaba embarazada de cinco meses. La criatura fue considerada una víctima más en la sustanciación del juicio. El único sobreviviente fue José García, esposo de Muñoz.

En el debate oral que se le presentó en el Tribunal Oral Penal de Tres Arroyos, en octubre de 2015, se determinó que Avots fue responsable de la tragedia y que condujo de manera negligente.. Fue condenado tiene 10 años de prisión. Un año después, la sentencia fue confirmada por el Tribunal de Casación de la Provincia, salvo que la presentación de un recurso extraordinario en la Suprema Corte de Justicia bonaerense detuvo el cumplimiento de inmediato.

Finalmente, en 2018, la Corte Suprema ratificó el fallo de la Cámara de Casación bonaerense: 10 años de prisión efectiva al ser responsable de «eventual quíntuple homicidio con dolo». Esta carátula marcó sin precedentes. Las muertes ocasionadas en accidentes de tránsito fueron tratadas como homicidios culposos. El caso de Avots fue uno de los primeros en que se extrajo la figura del dolo eventual para legar a una condena de homicidio simple.

Avots fue detenido en la tarde del 26 de abril de ese año en el domicilio que se había fijado en el barrio porteño de Belgrano. Primero, fue llevado a la Comisaria 1ra. de Tres Arroyos. Desde allí, lo trasladaron a la Unidad Penitenciaria N° 19 de SaavedraAl suroeste de la provincia de Buenos Aires, donde se encuentra desde entonces cumpliendo la condena.

La ultima -junto a la UP N° 4 de Bahía Blanca- está asociada al programa de estudios que ofrece la Universidad del Sur. «La finalidad es darle acceso a los internos a una herramienta como la educación para resertarse a la sociedad y cortar ese círculo de reincidencia que es preocupante en la provincia de Buenos Aires», explica a Clarín Santiago Garrido, docente y abogado a cargo del proyecto circunscripto a la carrera de Derecho.

Fue así que Avots comenzó sus estudios para ser abogado en junio de 2019. Junto a otros reclusos, tuvo clases de cuatro y seis horas, todos los días. El traslado -unos 120 kilómetros los separaban de la facultad-era una de las dificultades, por lo que la cuarentena por la pandemia de coronavirus debido como una especie de salvoconducto para poder continuar aprendiendo a distancia, a través de las herramientas tecnológicas.

«A Nicolás lo tuve de alumno al principio. A él le interesaba Derecho. Quería estudiar, aprender y su trabajo final apuntó a desarrollar los conocimientos relativos al hecho que lo llevó a la cárcel«, cuenta Garrido.




Hora del examen final. Nicolás Avots recibió tras rendir 36 materias en cuatro años.

El TOC de Tres Arroyos que había dictado su sentencia y condenado a prisión en 2015 estaba integrado por Fabiana Brandolín, Carlos Mazzini y gabriel giulani. Justamente, este último -hoy docente de la Universidad ya cargo del juzgado correccional N°1 de Bahía Blanca- fue quien dirigió su trabajo final de carrera. Con él, realizó una tesina llamada «Incompatibilidad del Dolo Eventual como responsabilidad penal subjetiva en el ordenamiento jurídico argentino».

Las muertes ocasionadas en accidentes de tránsito fueron tratadas históricamente como homicidios culposos. El caso de Avots fue uno de los primeros en que se extrajo la figura del dolo eventual para legar a una condena de homicidio simple. Por eso, esa sentencia se tomó jurídicamente como caso principal en la provincia.

A partir del año 2017, el Código Penal incorporó expresamente la figura de «conducción temeraria», que tiene una pena menor al homicidio simple, lo que motivó al alumno a hacer su trabajo final sobre ese tema que tuvo como director al propio juez que lo sentenció .

En total, fueron 36 materias entregadas en cuatro años, por medio pandemia. “Lo hizo en tiempo récord y por debajo del promedio de duración de la carrera que ronda los 6 años para cualquier tipo de estudiante”, remarcaron desde la Universidad.

Este viernes, el reloj marcaba las 17.30 cuando Avets, ingresó al aula del Campus de Palihue. Lo hizo esposado, con fuerte custodia y vestido de traje y corbata. «Derecho ambiental y de los recursos naturales», fue el material que se eligió para rendir frente a dos educativos.

Afuera, nerviosa, lo esperaban su madre y su hermano, quienes viajaron desde la ciudad de Buenos Aires. Antes y después del examen final, tuvieron un pequeño momento para estar juntos.

«Uno de los profesores salió emocionado, y me ‘la verdad que hacía mucho tiempo que no escuchaba un tan bueno examen final'», reveló atónito Garrido, quien estuvo acompañado por las autoridades de la universidad.

Nicolás Avots junto a Sebastián Arruiz (secretario académico del departamento de Derecho), Andrea Castellano (vicerrectora) y Daniel Vega (rector).


Nicolás Avots junto a Sebastián Arruiz (secretario académico del departamento de Derecho), Andrea Castellano (vicerrectora) y Daniel Vega (rector).

La nota final fue un 10. «Vino muy preparado, con mucha decisión. Es buen ejemplo y un incentivo muy grande para todos sus compañeros que también estudian», destaca uno de los encargados del programa de estudios para reclusos.

mientras Quedan 4 años y 9 meses Para recuperar la libertad, Avots se ha convertido en el primer alumno de la UNS en graduarse en contexto de encierro. El lunes, tendrá una celebración en la cárcel junto a unos 80 compañeros que también estudian y sueñan con seguir sus pasos.

Las controversias y el papel educativo

Desde la Universidad donde se recibieron Avots, reconocemos que este tipo de casos pueden generar controversia en la sociedad. No obstante, remarcar la importancia de sentarse un precedente para hacer frente a la inseguridad.

«Los críticos existen, pero de alguna forma estos programas tienen un beneficiado directo pero también indirecto que es toda la sociedad. Porque estas personas no van a volver a reincidir. La crítica no ve más allá de los resultados a futuro. to be able to live in lugares más seguros si en las cárceles cumplen una finalidad resocializadora», valora Garrido.

También en diálogo con este diario, el rector de la Universidad Daniel Vega destaca que «poder brindarle educación desde el primer nivel internacional a un interno con toda la implicancia y limitaciones que existen, es motivo de enorme orgullo».

“En una sociedad que tiene muchos problemas, puedes estar en un camino de solución. No, definitivamente, no vas a terminar con un problema que es un problema”, analiza.

Sobre el programa que llevan a cabo desde 2018, explícitamente: «Surgió a raíz de una iniciativa de un grupo de estudiantes y luego docentes que vinieron trabajando en un voluntariodo desde hace muchos años».

“Vimos la posibilidad de formalizar la iniciativa a través de un programa específico que aumente las posibilidades de que los estudiantes completen la carrera universitaria porque el Estado nacional tiene una crisis tremenda de tasas de reincidencia. Las tasas en Argentina están muy por encima de lo deseable”, advierte.

En el centro de la foto, el hermano y la madre de Nicolás Avats quienes lo acompañaron este viernes en su graduación.


En el centro de la foto, el hermano y la madre de Nicolás Avats quienes lo acompañaron este viernes en su graduación.

Cuando uno analiza el system carcelario, puntualizó, aquellos que pendante su privación de libertad encaran etstudios en cualquiera de los niveles no reinciden en los delitos. «Eso demuestra que una de las salidas para resolver el problema actual es la educación», exclamó.

Al respecto, Garrido puso ejemplo de la última medición que hubo en base al programa UBA XXII que presentó la Universidad de Buenos Aires: «En estudiantes hubo sólo un 3% por ciento de reincidencia contra el 45% habitual. Es una baja muy significativa».

Por lo tanto, desde la UNS tenemos la idea de ampliar el programa a partir del próximo año con licenciaturas a otras carreras, más allá del Derecho. educación y el acceso a un oficio son clave», concluye.

Mira también