sábado, abril 20

La sequía merma por segundo año la cosecha de aceite y anticipa una nueva escalada de precios | Economía

España afronta por segundo año consecutivo una producción de aceite de oliva muy por debajo de la media histórica (766.000 toneladas), lo que augura fuertes tensiones en el mercado oleícola debido a que los precios del aceite de oliva mantendrán su escalada en los próximos meses.

“No vemos una bajada de precios del aceite de oliva a corto plazo, es una cuestión de oferta y demanda”, ha indicado la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, tras presentar hoy en Jaén el aforo de la próxima campaña olivarera. Crespo también ha mostrado su inquietud por el descenso de consumidores por la escalada de precios, y adelanta acciones de promoción sobre las propiedades saludables del aove que incidirán sobre todo en el sector de la restauración y la hostelería.

Pese al ligero aumento en la producción, el olivar ha vuelto a sufrir el estrés hídrico (de un 33% según Agricultura), sufrir temperaturas por encima de la media y enlaza una segunda campaña de mínimos tras la del año pasado, que fue la peor del siglo. Y eso va a provocar que se dispongan de las menores existencias de aceite de oliva en las dos últimas décadas, lo que anticipa que se mantendrán las tensiones en un mercado que ha visto como los precios del aceite de oliva se han duplicado en apenas un año y ya superan los 10 euros el kilo.

Desde Andalucía, la comunidad que concentra el 80% de la producción oleícola, se reclama al Gobierno de la nación que acomete las infraestructuras hidráulicas pendientes y también que el olivar se pueda beneficiar de la captación de aguas regeneradas.

Los olivareros urgen medidas de choque ante una situación que Luis Carlos Valero, de Asaja Jaén, califica de “catastrófica”. A su juicio, “por mucho precio que coja el producto por falta de existencias, no se compensa ni el incremento de costos que tiene para el agricultor ni la falta de producto”.

Teniendo en cuenta un enlace o un stock de campaña que en Andalucía es de 232.000 toneladas, las disponibilidades de aceite serán de 782.600 toneladas en la comunidad. “A pesar de que es un enlace corto, no vamos a llegar a una situación de desabastecimiento”, ha señalado Valero.

Juan Luis Ávila, responsable del Olivar de COAG en Andalucía, reclama “fondos para salvar a esas familias que no han tenido cosecha y se encuentran en una situación de prácticamente cierre de sus explotaciones”. En su opinión, a la sequía de las dos últimas campañas hay que sumar el desorbitado aumento de los costes de producción (energía, fitosanitarios…), que cifran en un incremento del 115%.

Las consecuencias de la merma en la campaña también se dejarán sentir en la generación de empleo. Este año se prevén 15,7 millones de jornales, de los que 5,7 millones se darán en la recolección de aceituna. Desde el PSOE se apremia a la Junta de Andalucía a aprobar un plan extraordinario de empleo para paliar los efectos de la campaña de la aceituna. Además, partidos políticos y organizaciones agrarias han solicitado la exención de la exigencia de las peonadas para acceder al cobro del subsidio agrario.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO