domingo, abril 14

«Están haciendo trampa», dicho en el sciolismo

A poco más de 24 horas de la inscripción la alianza Unión por la Patria, el fuego cruzado no cesa entre daniel scioli y el kirchnerismo. Cuando parecia que, a pesar de los cruces publicos, Cristina y Máximo Kirchner había dado en torno al mecanismo acordado para la integración de las listasse revivió la tensión por diferencias en la letra fina del acta constitutiva que establece el reparto de los lugares y desde el sciolismo volvió a la carga con la posibilidad de hacer una presentación ante la Justicia.

Según señalan desde los comandos de campaña de Scioli y de la precandidata a gobernadora bonaerense, victoria tolosa pazel reglamento fijado para la conformación de Unión por la Patria no condice con lo prometido por el titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, en presione soltar en el que, entre fuertes reproches por la amenaza de recurrir «al Partido (Poder) Judicial», aseguró «aceptar la propuesta hecha el sector encabezado por Daniel Osvaldo Scioli y Alberto Angel Fernández».

En rigor, en este documento de tres carillas no se precisó el contenido del acuerdo: sólo refirió que se garantiezaba el ingreso de «dos diputados nacionales segun los resultados de las ultimas 5 elecciones».

Y luego el kirchnerismo informó que Máximo Kirchner había cedido y había votado el piso en un 30 por ciento. es decir, el requisito de que los mínimos obtengan al menos 3 de cada 10 votos de la interna para entrar en el reparto de lugares en las listas para Diputados en los puestos 4,9, 12 y 17. El sciolismo pedía un piso en torno al 20%, pero finalmente optó por no seguir con la discusión.

Además, las peleas tiene a través de los medios de comunicación en plena negociación y la furia de Máximo ante la amenaza de Aníbal F. de presentar una demanda ante la Justicia Hicieron que durante el miércoles se rompieron los puentes de diálogo entre ambos sectores.

Así, no se llegó a pasar en limpio lo acordado en torno a los cargos de legisladores provinciales y concejales, un aspecto clave en la provincia de Buenos Aires. De hecho, este joven desde el sciolismo decían desconocer lo que finalmente había presentado en el acto. Y ahora las diferencias asoman profundas y plantan una puja en la que desde ambos bandos se cruzan reproches y agranda la desconfianza.

Desde el sciolismo sostienen que lo trazando en el acta constitutiva, «es inadmisible». «No respetaron lo que se habló, se va a romper todo si insisten con esto. Esperemos que se un error y lo corrijan», indicó cerca del embajador en Brasil, en referencia a la integración de las listas provinciales y para los municipios.

Referirse al sistema de integración de las listas que se define en cada una de las ocho secciones electorales de la provincia. «Están escondiendo el acta, haciendo trampa y no nos vamos a quedar mirando«, sostienen. «Estamos a ciegas, quedaron en mandarnosla y no lo hicieron», insisten.

En el texto del acta a la que accedió Clarínen el Capital de la sección (La Plata), la mínima debe obtener el piso del 30% para ubicar en la lista al tercer senador titular y al tercer suplente. En el Primera, el piso abre el octavo y el 13° lugar en la lista de Diputados bonaerenses. En el segundo, el quinto senador y el tercer suplente. En el Terceroel séptimo senador, en el Cuarta ahí está quinta, 7° y el decimosegundo Diputado. En el sexta, el quinto senador; ahí está Séptima, el quinto diputado.

para cansado listas de distribuidoresdonde también por orden de Máximo y contra la pretensión de los intendentes también habrá competencia interna, se da algo similar: el reparto de lugares en las listas para las generales se dar – simpre que la minoría obtenga el 30% de los votos de la coalición – en los lugares 6° y 11°.

«Con este sistema el que pierde, aunque saque el 49 por ciento, no mete ni un diputado ni un concejal, las minorías no están integradas«, reprochan cerca del ex gobernador bonaerense, donde dejan abierta la puerta judicial la disputa por considerar «inconstitucional» ese límite.

Más allá de la discusión jurídica, representa un problema político importante para Scioli y compañía. Es que en la busqueda de acuerdos con otras fuerzas, el reparto en las boletas juega un rol central. Sin esa herramienta de seducción, el armado se le puede complicar al punto de que, aunque persiste en su intención de competir a toda costa, no cuenta con los recursos y la estructura necesaria para una campaña presidencial. Hasta este viernes, Scioli buscó acercarse a los Moyano y llevó adelante las negociaciones con el Movimiento Evita.

Desde el entorno de Máximo se sorprendieron por el rechazo del sciolismo. Ante lo consultó de este diario, sostienen que «el acta fue firmada ayer (por este jueves) por todos los sectoresentre los representantes de Scioli y Tolosa Paz».

En rigor, estos jóvenes tienen una reunión de la Junta de Unión por la Patria a nivel provincial, en la que participaron Javier “Bocha” García, subsecretario de Políticas Sociales en el Ministerio de Desarrollo Social, mano derecha de Tolosa Paz; y el ex jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, hombre de confianza de Scioli, en el que procedió a avanzar con el acta que había discutido hasta altas horas de la noche del día anterior.

Tres fuentes que participaron de la cita qu’encabezó Leonardo Nardini, sur rol de presidente de la Junta, y que tuvo al camporista Facundo Tignanelli como custodio de los intereses de Kirchner, precisaron este diario que ambos directos aceptaron ese acuerdo. «Dijeron primero que sí y después se dieron cuenta que perdieron. Ahora se quieren victimizar», indicaron. Del otro lado rechazaron cualquier acuerdo, advirtieron que «no pusieron por escrito la propuesta de Scioli que ellos dijeron que aceptaron» y avisaron: «La mínima no está integrada. Queremos creer en la buena fe de ellos, esperamos que lo cambien y, si no, vamos a ir a la Justicia».