martes, abril 23

Así es el nuevo iPhone 15: cámara de 48 megapíxeles, protector de pantalla integrado y conector USB-C | Tecnología

Apple celebró hoy su evento más importante del año, centrado en el iPhone y el Apple Watch, dos productos “esenciales” para la compañía de la manzana, según explicó su presidente, Tim Cook. Los nuevos iPhone 15 han visto la luz hoy y, como gran novedad, estos móviles incorporan por primera vez un puerto USB-C. La compañía de Cupertino cede así a las presiones de la Unión Europea, que en octubre de 2022 anunció que este puerto será obligatorio para móviles, tabletas, cámaras y otros dispositivos portátiles en Europa a partir de finales de 2024.

En total, Apple ha anunciado cuatro móviles: el iPhone 15, el iPhone 15 Plus, el iPhone 15 Pro, y el iPhone 15 Pro Max, con unos precios que bajan ligeramente en los cuatro modelos, con respecto a sus equivalentes del año pasado. Los tamaños de las pantallas se mantienen: 6,1 pulgadas para el modelo base y el Pro; y 6,7 pulgadas, para el Plus y el Pro Max. Finalmente, Apple se ha subido al carro del conector de carga universal con todos ellos. “USB-C se ha convertido en un estándar universalmente aceptado”, afirman desde Apple. Ahora, según ha destacado la compañía, el mismo cable podrá cargar un Mac, un iPad, un iPhone e incluso los AirPods Pro de segunda generación, que han sido actualizados y cuentan con un estuche con un puerto USB-C.

El iPhone 15 y el iPhone 15 Plus llevan el chip A16 bionic del iPhone 14 Pro. Apple asegura que la batería del iPhone 15 dura todo el día y que la del Plus, es más grande y duradera. Pero no da más detalles al respecto. Mientras que el iPhone 15 se podrá adquirir desde 959 euros, el precio del iPhone 15 Plus parte de los 1.109 euros. Ambos podrán reservarse desde este viernes 15 de septiembre y estarán disponibles desde el próximo día 22.

Si bien Apple suele ser bastante conservadora en el apartado del diseño, la isla dinámica que estrenaron el iPhone 14 Pro y el iPhone 14 Pro Max llega ahora a los cuatro modelos. El gigante tecnológico prescinde así de su tradicional notch (la muesca en la parte superior de la pantalla) y, en su lugar, apuesta por un agujero con forma de píldora que alberga la cámara frontal y los componentes clave de Face ID, el sistema de reconocimiento facial de sus móviles. De esta forma, se aprovecha la parte superior de la pantalla para mostrar animaciones y notificaciones. Por ejemplo, al reproducir una canción en Spotify o Apple Music, y también al recibir una llamada entrante.

Con apariencia similar a los iPhone 14, Apple asegura haber apostado por “un nuevo diseño pensado para durar”. Los iPhone 15 cuentan con protector cerámico integrado en la pantalla frontal que, según la compañía de Cupertino, aguanta más que el vidrio de cualquier otro smartphone. Además, la compañía tecnológica afirma haber mejorado el perfilado de los bordes para que sea más cómodo sostener los terminales con la mano.

Apple asegura haber mejorado el modo retrato de las cámaras fotográficas del iPhone 15, gracias al aprendizaje automático.

Si hay un apartado en el que Apple saca pecho cada vez que renueva sus iPhone, es en el de la cámara fotográfica. “Siempre estamos buscando la forma de que los usuarios saquen fotos espléndidas”, afirman desde Apple. Los nuevos móviles mantienen en la trasera el módulo cuadrado de cámaras. Pero el iPhone 15 y el iPhone 15 Plus incorporan ahora un sensor principal de 48 megapíxeles, que en la gama del año pasado estaba reservado a los modelos Pro. El gigante tecnológico también asegura haber mejorado el modo retrato. Gracias a la IA por aprendizaje automático, el móvil supuestamente detecta automáticamente si hay una persona o una mascota en primer plano y permite cambiar al modo retrato después de haber disparado.

Apple adopta el conector universal

Con la incorporacion del USB-C, Apple ha dicho adiós al puerto Lightning (un conector propio estrenado en 2012 con el iPhone 5) y adopta un conector estándar que nunca quiso para sus teléfonos móviles, aunque ya lo ha implantado en todos sus ordenadores portátiles y tabletas. También lo había hecho ya en sus cargadores: Apple lanzó su primer cargador de móvil universal con USB-C en 2019, para el iPhone 11 Pro. Y a partir de los iPhone 12 (lanzados en 2020), todos los nuevos modelos de iPhone ya incluyen solo un cable (Lightning a USB-C), que permite cargar los teléfonos de Apple con los cargadores universales USB-C.

Cuatro años después de iniciar la transición de los iPhone a USB-C, Apple la ha completado hoy. Los nuevos iPhone 15 ya no necesitarán un cable específico (con conector Lightning), y podrán usar los mismos cables de carga (con conector USB-C) que cualquier teléfono Android actual.

El comisario europeo Thierry Breton ha mostrado su satisfacción ante el esperado movimiento de Apple. “Cualquier empresa que quiera vender teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos en la UE deberá suministrar un puerto USB-C”, afirma Breton, quien defiende las ventajas de la normativa europea del conector común, aprobada en 2022: “Estamos reduciendo drásticamente los costes para el consumidor, y también es bueno para el medio ambiente.”

“La compatibilidad del USB-C con otros dispositivos se venderá como un beneficio, pero tiene una desventaja para Apple”, había afirmado antes de la presentación el Mark Gurman, el informador por excelencia de todo lo que se cocina en la trastienda de Apple. Se refería a que en unos años, será más fácil para los usuarios de los iPhone 15 cambiarse a un móvil con el sistema operativo Android “porque ya tendrán accesorios que funcionan con él”. Del mismo modo, la compatibilidad universal de cables y adaptadores facilita, ya desde hoy mismo, a un usuario de Android la transición a los nuevos iPhone 15.

John Gruber, reputado analista de los productos de Apple, opina que el cambio “hará feliz a quienes viajan con múltiples dispositivos portátiles y solo necesitarán un único cable para cargarlos”, pero será un incordio para los cientos de millones de usuarios que tienen cables, adaptadores y accesorios con conector Lightning. Todos ellos quedarán obsoletos cuando los usuarios renueven sus iPhone, generando una gran cantidad de basura electrónica, a no ser que se adquiera un adaptador para el nuevo teléfono presentado hoy. Apple ya ha lanzado un adaptador de USB-C a conector Lightning, que cuesta 35 € y sirve para cualquier iPhone o iPad con el puerto universal.

Según Gruber, más allá de la comodidad de compartir conector con cualquier otro móvil de última generación, USB-C solo será una gran ventaja para los usuarios profesionales que usan el teléfono como vídeocámara de alta definición, porque el conector universal permite además una velocidad de transmisión mucho más elevada cuando se quieren pasar archivos por cable desde el móvil al ordenador (por ejemplo, para posproducción de vídeo).

Una gama Pro más ambiciosa

“Es el iPhone más Pro que jamás hayamos creado”. Con esta frase, Greg Joswiak, director de marketing de Apple, ha presentado sus móviles más ambiciosos: los iPhone Pro. Tienen un acabado en titanio. Según la compañía, se trata del material de mayor calidad que se ha utilizado hasta ahora en la carcasa de un iPhone.

Los iPhone 15 Pro y Pro Max estrenan además un nuevo botón de acción, que reemplaza al interruptor de volumen que ha acompañado históricamente a estos móviles. Está justo encima de los controles de volumen y es personalizable. Es decir, el usuario puede escoger para qué quiere que sirva. Por ejemplo, para activar la cámara, encender la linterna o activar el modo silencioso. Como había adelantado el analista Ming-Chi Kuo, la gama Pro se diferencia todavía más de la estándar.

Apple promete un salto de rendimiento de sus dos móviles más potentes, gracias al chip A17 Pro, el primero para iPhone fabricado con procesos de 3 nanómetros. Según ha explicado, la eficiencia llega así a niveles de récord: 35 billones de operaciones por segundo. Apple también ha mejorado la cámara de los iPhone Pro. De hecho, dice que sería “el equivalente a llevar siete lentes en el bolsillo”.

Su cámara principal, que se mantiene en los 48 megapíxeles, en teoría tiene un mejor rendimiento con poca luz a la hora de hacer retratos y al activar el modo nocturno. Estos terminales también tienen un telefoto de 12 megapíxeles —con zoom óptico de tres aumentos en el Pro y de cinco aumentos, en el Pro Max— y un ultra gran angular de 12 megapíxeles. Este último sensor tiene un revestimiento antirreflectante y mejoras en el modo nocturno. El precio del iPhone 15 Pro parte de los 1.219 euros y el del Pro Max, de los 1.469 euros. Ambos terminales pueden reservarse desde este viernes 15 de septiembre y estarán disponibles desde el próximo día 22.

Apple Watch, neutro en carbono

Jeff Williams, director de operaciones de Apple, ha presumido de que el reloj de la compañía de Cupertino es el reloj más utilizado del mundo. Acto seguido ha mostrado el nuevo Apple Watch, que incorpora el nuevo chip S9 y una batería con una autonomía de 18 horas. Según la compañía, el dictado con Siri es hasta un 25% más preciso que en su antecesor, gracias al procesamiento seguro en el propio dispositivo, en lugar de en un servidor en la nube.

Los nuevos Apple Watch tienen una batería con una autonomía de hasta 18 horas.
Los nuevos Apple Watch tienen una batería con una autonomía de hasta 18 horas.

Apple ha presentado una nueva función llamada doble toque. Al hacer dos veces el gesto de juntar los dedos pulgar e índice de la mano en la que se lleva el reloj, el usuario podrá responder o finalizar una llamada, detener un cronómetro o reproducir música. “Creemos que la gente usará esto todo el tiempo”, aseguran desde Apple.

Lisa Jackson, vicepresidenta de Medio Ambiente, Políticas e Iniciativas Sociales, ha explicado que Apple aspira a alcanzar la neutralidad de carbono en 2030. Según ha indicado, los materiales, la electricidad y el transporte son los mayores contribuyentes de carbono. Los nuevos Apple Watch serán los primeros dispositivos de Apple que lucirán una etiqueta de producto neutro en carbono. En cuanto al impacto ecológico de los materiales que usa, el gigante tecnológico ha anunciado que deja de fabricar todos sus accesorios de piel (como correas para sus relojes y fundas para sus teléfonos), en los que sustituye el cuero natural por un tejido sintético propio denominado FineWoven (trenzado fino) fabricado con casi un 70% de materiales reciclados. Así, Apple asegura reducir considerablemente la huella de carbono de sus accesorios.

Apple también ha presentado el Apple Watch Ultra 2. Este modelo pensado para actividades deportivas y de naturaleza, también incorpora la función doble toque y, en teoría, tiene la pantalla más brillante creada por la compañía para cualquiera de sus dispositivos. Además, cuenta con un modo nocturno que se activa automáticamente en la oscuridad, gracias a un sensor de luz ambiental. Supuestamente, ha sido probado en todo tipo de escenarios, según Apple: “Desde en picos alpinos hasta en aguas profundas y carreteras abiertas”. El Apple Watch Ultra 2 se puede comprar desde 899 euros. El Series 9, desde 449 euros. Se pueden encargar desde hoy y estarán disponibles el 22 de septiembre.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.